10 errores que puedes estar cometiendo mientras corres.

Los corredores somos constantes. Es lo que nos impulsa a salir todos los días, registrando kms y persiguiendo objetivos. Por eso también cometemos los mismos errores una y otra vez. No seas así.

Si eres un corredor de acondicionamiento físico o un corredor de maratón de tres horas, probablemente hayas cometido uno o más de los diez errores a continuación. Pero no se preocupe, es fácil corregir estos errores.

10: Demasiado, demasiado rápido

El mayor error hoy, especialmente con todos estos grupos de entrenamiento de maratón, es que la gente va del sofá al maratón muy rápido . Cinco meses no son suficientes para pasar de cero a un maratón sin riesgo de lesiones.

La solución: cuando comienzas un programa de entrenamiento en el que corres más que nunca, haz la mismo cantidad de trabajo durante dos o tres semanas antes de que aumente el estrés . Esto le dará tiempo a sus músculos, huesos y tendones para adaptarse.

9: Ir demasiado relejado en la carrera

Si sus días relajados no son lo suficientemente fáciles, en sus días difíciles sufrirá. Será más difícil alcanzar ritmos de entrenamiento alto y recuperarse de esfuerzos más difíciles. ¿El resultado? Ganancias físicas silenciadas y mayor riesgo de lesiones.

La solución: Subjetivamente, deberías poder mantener una conversación sin tener que detenerte y respirar. Debes terminar la carrera con la sensación de que podría haber tomado mucho más tiempo. Objetivamente, su frecuencia cardíaca en carreras fáciles debería estar alrededor del 70 al 75% de su máximo.

8: Volar a través de intervalos

El entrenamiento de intervalos está realmente fuera de control con las personas porque sienten que necesitan correr hasta el agotamiento. Correr más rápido causa fatiga innecesaria.

La solución: Si el objetivo del entrenamiento de intervalos es mejorar, debes correr a la velocidad a la que alcanzas tu nivel de agotamiento, no más rápido. Por ejemplo, si alcanza el agotamiento a un ritmo de seis kilometros, debe realizar repeticiones de medio km a un ritmo de tres minutos.

7: Sabotearse a sí mismo

El resultado: piernas fritas que no pudieron alcanzar su objetivo el día de la carrera. «La gente hace muchas cosas locas porque creen que funcionará».

La solución : Controla tus nervios antes de la carrera. Ejecute un plan inusual antes de la carrera por un entrenador o mentor.

6: Culpar a tus zapatos

La solución: si tiene problemas con lesiones, consulte a un médico o ajuste la forma es hacer ejercicio Y si cambias tus viejas zapatillas por algo muy diferente, dale a tu cuerpo el tiempo suficiente para adaptarse.

5: No reponer adecuadamente

Es natural no sentir hambre justo después de una carrera, pero varios estudios han demostrado que los músculos absorben mejor los nutrientes dentro de los 45 minutos posteriores al entrenamiento. Omita la comida de recuperación y borrará algunas de sus ganancias ganadas con tanto esfuerzo.

La solución : Coma una comida de proteínas y carbohidratos 3: 1 para la reparación post-muscular. entrenamiento Dentro de una a tres horas de su entrenamiento, asegúrese de comer aproximadamente un gramo de carbohidratos por kilogramo de peso corporal y 20 a 25 gramos de proteína.

4: Comenzando demasiado rápido

El resultado: un desglose épico antes de llegar a la línea de meta.

La solución: Debes saber en tus entrenamientos qué ritmo puedes seguir de manera realista en una carrera.

3: Correr mientras estás lesionado

Es difícil permanecer afuera mientras esperas un La lesión corre el riesgo de adoptar metas de entrenamiento y carrera, sin mencionar la pérdida de una dulce carrera de endorfinas, pero sea cual sea el problema, le tomará más tiempo curarse, o empeorar, si enfrenta el dolor.

La solución: Aprende a amar correr incluso cuando no estés mejorando.

2: Seguir ciegamente un plan

Los corredores siempre quieren compensar lo que se perdieron y quieren dar el siguiente paso para aumentar su volumen o intensidad «, dos errores que pueden causar lesiones fácilmente.

La solución: No hagas ese kilometraje. Y si pierde varios días, pregunte si necesita cambiar el volumen para la próxima semana. ¿No sabes exactamente qué hacer cuando estás listo para comenzar de nuevo? Ahí es donde un entrenador o mentor es útil.

1: Obsesionado con el GPS

Los relojes GPS pueden ser una herramienta muy útil, especialmente para ayudar a los nuevos corredores a conectar un cierto ritmo para ver cómo se sienten. Pero los nuevos corredores también esperan resultados rápidamente: quieren hacer las carreras de seis kilómetros que hicieron la semana pasada más rápido esta semana e incluso más rápido la próxima.

La solución: deje el reloj en casa. Al menos una vez a la semana, corre de acuerdo a cómo te sientes.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies